martes, 16 de noviembre de 2010

gracias


Manantialmente descubro
que en lo antiguo
una voz me dio la mano
tibia.

Los remotos versos
me encontraron,
releí la noche
que yo era.

Crucé el puente
de todas las palabras
y una vi
decirme bienvenida.

La fosa que salvaba
era profunda.
La vida que salvaba
era la mía.

2 comentarios:

  1. Todos son bellísimos, y muy sí mismos cada uno, pero me pudo esta palabra que intuyo inventaste ad hoc: "manantialmente".

    ResponderEliminar
  2. manantialmente, qué lindo este comentario tuyo, cuando justo a vos y a los carón está dedicada esta poesía!

    ResponderEliminar