lunes, 25 de octubre de 2010

no existís



Salir  envuelta en este miedo

como única túnica desafiando al frío

y desnudarme en medio de la plaza

para espantarme de mí misma.

Matar algo dentro mío, de un hachazo.

Soñé que no existía mi poesía

que nadie sabía de ella.

Despierta reconozco

que todo la elimina.

Quizá yo la primera.

4 comentarios:

  1. upa
    la mataste de un hondazo
    o
    de
    un
    flechazo
    el amor mata
    a veces

    ResponderEliminar
  2. amiga!...
    querida!
    bien por el blog,
    bien por la pluma, la imagen, la palabra

    ResponderEliminar